jueves, 3 de diciembre de 2015

Ideas para tus menús de estas navidades

Un año más, se acercan las fiestas navideñas, y con ellas, dos de las grandes preocupaciones de estas fechas: qué regalos hago, y qué comidas preparo.

Desde Delicias Ibéricas queremos echarte una mano esta Navidad con estos dos problemillas. Para el tema de los regalos, te sugerimos estos Packs de Regalo, con diferentes ofertas de productos gourmet y de magníficos vinos cuidadosamente empaquetados, con precios variados desde tan sólo 9,90€. Pero hoy vamos a dedicar esta entrada del blog a la segunda pregunta: qué comidas preparo.

Para ayudarte en esta elección y poder preparar platos sencillos y rápidos que al mismo tiempo resulten originales, diferentes, quizás hasta sofisticados, y por supuesto riquísimos, te vamos a dejar aquí unas cuantas sugerencias, agrupadas en secciones según el tipo de plato. ¡Esperamos que te sirvan de ayuda e inspiración!


IDEAS PARA ENTRANTES:

Habitualmente los banquetes navideños se caracterizan por comenzar con un buen número de entrantes o platos “de picoteo” distribuidos por toda la mesa. Lo malo es que muchas veces no sabemos muy bien con qué rellenar esos platos, o nos parece que siempre ponemos lo mismo. Pues bien, aquí van algunas ideas:
  • Aceitunas rellenas de gelée de vermut. Sencillas y a la vez sofisticadas, algo así como “la deconstrucción del vermut”. Tan fáciles de preparar como coger unas aceitunas sin hueso y el tarro de gelée y meter éste en aquellas con un poquito de paciencia. El resultado merece la pena.

  • Queso brie semifundido con mermelada picante de pimientos verdes. Una combinación de sabores y texturas que no se puede describir, sencillamente sublime, hay que probarlo. Podéis prepararlo en pequeños canapés, o en esta otra versión más cómoda para una comida con varios invitados: calentad en el microondas un queso camembert entero, de forma que quede fluido por dentro pero manteniendo su forma por fuera, y cubridlo con una capa de esta deliciosa crema de pimientos con su toque dulce y picante. Luego, los comensales no tienen más que ir tomando trozos del queso con un cuchillo y colocándolo sobre un trozo de pan. ¡Te pedirán más!

  • Fuet de pato. Colocar un plato con jamón o embutidos como parte de los entrantes es un clásico que a todo el mundo gusta (siempre que sean de calidad, por supuesto), pero si incluís este fuet de pato artesano y natural, vuestros invitados quedarán sorprendidos por la novedad y por su exquisito sabor. Un toque moderno, exclusivo y sabroso para algo tan tradicional como los embutidos.




IDEAS PARA PLATOS PRINCIPALES:

Los platos principales de los banquetes navideños suelen moverse entre las carnes y los pescados, ya sean ambos asados o a la plancha (o quizás, en algún caso, guisados). Pues bien, aquí os dejamos unas cuantas sugerencias para darles un toque diferente a estos platos aunque el ingrediente de fondo siga siendo más o menos el mismo:
  • Pescado asado o a la plancha con chutney de higos y mango. Sin más que poner como guarnición en vuestros platos de pescado un poco de este exquisito chutney, el resultado será un plato radicalmente distinto. La suavidad y aroma de esta delicada salsa de frutas combina extraordinariamente bien con los pescados, aportándoles un toque de sabor exquisito y diferente. Tus invitados quedarán sorprendidos y tu esfuerzo habrá sido nulo… ¡pero no se lo digas! :-) ¿Cómo, que todavía no sabes lo que son los chutneys? En ese caso, te recomendamos esta antigua entrada de nuestro blog.

  • Solomillo con paté de boletus. Aunque en este ejemplo lo habíamos preparado con solomillo de cerdo, para una comida navideña os lo recomendamos con un buen solomillo de ternera o de buey, que luego cubriréis con una capa de este delicioso paté de boletus. O también podéis colocar un montoncito de paté en cada plato, junto al solomillo, para que cada comensal se lo administre a su gusto. Es una idea perfectamente válida también para acompañar ciertos asados, como un redondo de ternera. El sabor de los boletus combina maravillosamente con las carnes, y en el caso de los cortes más secos le aportará también el toque de jugosidad que necesitan.

  • Carne asada con chutney de tomate, manzana y pasas. Una guarnición muy vistosa, colorida y original cuyo sabor combina muy bien con las carnes asadas. Excelente para acompañar cualquier asado del tipo rosbif. Un toque diferente y vistoso para vuestros asados más tradicionales.

  • Guisos y asados de carne con castañas en almíbar. Sí, lo de las castañas en almíbar suena casi a postre, pero añadidas a un guiso o asado de carne, le van estupendamente, sirviendo tanto como guarnición como de ingrediente adicional que aporta sabor a las carnes. Si la carne es de caza, la combinación ya es insuperable. Podéis completar la guarnición de castañas con unas ciruelas pasas y algo de cebolla. En este blog tenéis un buen ejemplo de receta de carne asada con castañas.

  • Asados con higos agridulces a la naranja. Se trata de una combinación ideal para aquellos asados de carne que incluyan naranja o cítricos en su preparación. Por ejemplo, pato a la naranja, pollo al limón, cerdo asado con zumo de naranja… Cualquier receta de asados que incluya naranja o limón en su preparación (algo bastante habitual en asados) combinará estupendamente con esta original guarnición de higos agridulces a la naranja. Que, además, están deliciosos…

  • Acompañar las carnes a la plancha o asadas con patatas panaderas o a lo pobre está muy bien, pero si ya te parece algo repetitivo, te sugerimos que utilices pasta como acompañamiento. Nos referimos simplemente a cocer algo de pasta (espaguetis, tallarines o cintas son los más adecuados) y colocar un montoncito como guarnición de la carne, igual que lo haríamos con las patatas. Al contrario de lo que estamos habituados en España, donde solemos añadir montones de ingredientes a los platos de pasta, en estos usos como guarnición es conveniente que la pasta sea la protagonista, con muy pocos añadidos. Podemos aromatizarla con un aceite al ajo, con unas cuantas hierbas aromáticas, o con un poco de salsa de queso; pero si queréis sorprender de verdad con un sabor exquisito, diferente y que combinará estupendamente tanto con la pasta como con la carne, probad a añadirle a la pasta un poco de este magnífico chutney de tomate a la hierbabuena. Sin palabras…



IDEAS PARA POSTRES:

Y llegamos a los postres. Para este tipo de banquetes navideños conviene pensar en algún postre que podamos haber preparado con bastante antelación, para un buen número de comensales, sin que nos dé demasiado trabajo. Y, a ser posible, que sea algo más original que abrir unas latas de melocotón y piña en almíbar… Esperamos que estas sugerencias os puedan ayudar:
  • Crêpes rellenas de crema de bombón de higo. Suena espectacular, ¿verdad? Pues su sabor es aún mejor. Y, encima, parece un postre elegante y elaborado, pero en realidad es sencillísimo y rapidísimo de preparar. Podéis usar la receta que dábamos en esta entrada del blog para preparar las crêpes con antelación y simplemente pasarlas brevemente por el microondas antes de rellenarlas con la crema de bombón de higo y servirlas. Pero también podéis emplear crêpes congeladas (¡dan el pego muy bien!), que simplemente tendréis que calentar en el microondas y rellenar con la crema después. El resultado es una verdadera exquisitez.

  • Helado de manzana asada al ron con higos en almíbar. Aunque en España relegamos los helados casi exclusivamente a la temporada de verano, terminar una comilona navideña con un buen helado es algo que se agradece, pues parece que ayuda a “desempachar” un poco. El helado que os proponíamos aquí sale sencillamente exquisito, pero si no queréis complicaros la vida preparando un helado casero (aunque lo bueno es que podéis hacerlo con días de antelación), siempre podéis comprar un buen helado ya preparado y acompañarlo con estos exquisitos higos en almíbar, que le darán un toque personal y sofisticado a un postre sencillo pero rico a la vez.

  • ¿Y por qué no terminar con un buen bizcocho casero? Es algo que podéis preparar con días de antelación y con un buen tamaño, de forma que sin más que darle unos cuantos cortes en el último momento podéis satisfacer a un buen número de invitados fácilmente. ¿Cómo, que suena demasiado simplón? No, si lo acompañáis con el toque sofisticado y exquisito de unos higos agridulces a la naranja, aunque unas castañas en almíbar también le irían bien. Si además usáis esta receta de bizcocho de manzanas asadas al ron, no sólo nadie podrá acusaros de simpleza, sino que dejaréis a vuestros invitados asombrados de hasta qué nivel puede elevarse un simple bizcocho. O no tan simple…


Esperamos que estas sugerencias os sirvan de inspiración para vuestras próximas comidas y cenas navideñas. Porque éste es un momento ideal para salirse un poco de lo habitual…

¡Ah, y no os olvidéis de acompañar con buenos vinos y buen cava!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada