jueves, 25 de junio de 2015

Bizcocho de manzanas asadas al ron con higos agridulces a la naranja

¿Qué, os atrae el título? Pues eso que no lo habéis probado todavía: ¡es sencillamente sublime!

Por un lado, tenemos un exquisito bizcocho con un ingrediente “secreto”: manzanas asadas (o cocidas) al ron. El aroma que aportan al bizcocho es al mismo tiempo sutil y complejo, pero embriagador. Antes de cada mordisco, al acercarte el trozo de bizcocho a la boca, te quedarías minutos oliéndolo. En cierto modo, este bizcocho se disfruta igual que un buen vino…

Y como acompañamiento y contrapunto a la vez, la delicada voluptuosidad de estos higos agridulces a la naranja. Un producto natural del Valle del Tiétar que combina sabrosos higos con un almíbar agridulce y aromática ralladura de naranja. ¡Exquisito!

Y si además usamos un poco del aromático almíbar de los higos para “emborrachar” el bizcocho… Qué os puedo decir… No hay palabras, ¡esto hay que probarlo!

Ya sea para el desayuno, para acompañar el café, o como merienda, este bizcocho con higos agridulces es un manjar de dioses que se prepara en minutos con un resultado verdaderamente digno de los paladares más selectos.

Además, ni el bizcocho ni el acompañamiento contienen huevos ni lácteos, por lo que se trata de una receta perfectamente apta para alérgicos a estos alimentos. Y no, no se echan en falta: nadie diría que este bizcocho no lleva huevo si no te lo dicen… Pero dejémonos de charlas, aquí os dejamos la receta para que os animéis a prepararlo en casa. ¡No os arrepentiréis!

Ingredientes:
Higos agridulces a la naranja
300 g de harina
200 g de azúcar
130 ml de aceite de girasol
170 ml de agua
1 cucharadita y media de levadura en polvo
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 limón
2 manzanas
1 chorrito de ron negro de calidad
Azúcar glas para decorar

Preparación:
  • Pelar las manzanas y cortar en rodajas finas, eliminando el corazón.
  • Poner a cocer las manzanas en una sartén junto con un chorrito de buen ron negro, a fuego bajo. Tapar y dejar cocer lentamente, removiendo de vez en cuando, hasta que veamos que las manzanas están blanditas, totalmente cocidas. Si fuera necesario, añadid un poquito de agua durante el proceso (si veis que queda demasiado seco y las manzanas aún no están bien hechas); normalmente con una cucharada de agua hacia la mitad de la cocción suele ser suficiente.
  • En paralelo, encender el horno para precalentar a 180ºC.
  • En un bol apropiado, echar las manzanas cocidas y todo el resto de ingredientes: la harina, el azúcar, el aceite, el agua, el extracto de vainilla y la levadura. En cuanto al limón, lo aprovecharemos todo: primero, ralláis su piel y añadís la ralladura al bol. Luego, exprimid el limón y añadid el zumo. Mezclar todo bien con la batidora hasta obtener una pasta homogénea.
  • Verter la mezcla en un molde apropiado, que previamente habremos engrasado con mantequilla o habremos forrado con papel de hornear, para que luego desmolde bien.
  • Meter el molde con la mezcla al horno a 180ºC durante unos 50-60 minutos. Como siempre, probar el punto de cocción introduciendo un cuchillo o un palito, que deberá salir limpio. Si al cabo de ese tiempo aún sale manchado, dejaremos 5 ó 10 minutos más, hasta que salga limpio.
  • Sacar el molde y dejar enfriar unos minutos antes de desmoldar.
  • Espolvorear el bizcocho con azúcar glas. Servir acompañado de unos higos agridulces a la naranja, y rociando el bizcocho con un poco del almíbar de los higos. 
  • Como alternativa, también podéis usar estos higos en almíbar, más dulces y probablemente más del gusto de los niños, y que también resultan un acompañamiento delicioso para cualquier bizcocho... aunque a éste en particular, el toque agridulce le va estupendamente, y el resultado es más "exótico" y diferente. "Placer adulto", como decían en un anuncio...
Tanto para niños como para mayores: una delicia que da pena que se acabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada