martes, 17 de marzo de 2015

Tosta de queso brie semifundido con mermelada picante de pimientos verdes

El queso brie (o el camembert, que es muy similar) es un queso que gusta a casi todo el mundo, y que además da mucho juego en la cocina. Es un queso a la vez suave y muy aromático, y que tiene la capacidad de fundir muy bien. Además, cuando se calienta libera aún más aromas, siendo ideal para utilizar semifundido en tostas.

La idea que os traemos hoy no puede ser más sencilla, y a la vez más sabrosa, porque no vamos a utilizar más que queso brie (o camembert) que cubriremos con una capa de mermelada picante de pimientos verdes. El resultado es sencillamente… ¡sublime!: el sabor de este queso en particular combina de forma espectacular con el intenso sabor a pimientos de esta mermelada. Su toque a la vez ligeramente dulce y ligeramente picante termina por poner la guinda a este entrante o aperitivo para convertirlo en una verdadera exquisitez. Un bocado que saturará vuestros sentidos con su intenso aroma, su intenso y a la vez delicado sabor, y la sensación de la cremosidad del queso semifundido deshaciéndose en vuestra boca. ¡No nos pidáis que sigamos intentando describirlo, es una combinación de sabores que hay que probar para disfrutarla! Placer de dioses, en serio…


Parece mentira que algo tan sencillo pueda resultar tan delicioso. Pero claro, recordemos que es sencillo sólo en apariencia, porque tenemos la suerte de disponer de la salsa, la mermelada picante de pimientos verdes, ya preparada. Una exquisitez artesana y totalmente natural elaborada con pimientos de temporada y una selección de especias que dan un resultado exquisito, y que es la clave de la sencilla receta que os traemos hoy.

La elaboración es tan simple que prácticamente os la hemos contado ya, pero aquí os dejamos las instrucciones paso a paso:

Ingredientes para 1 tosta:
1 rebanada de buen pan
1 loncha de queso brie o camembert relativamente gruesa (1 cm, o más de medio dedo)
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
Tostad la rebanada de pan y, a continuación, echadle un chorreón de aceite de oliva virgen extra por encima y colocad sobre ella la loncha de queso brie.
Metedlo al horno (unos minutos) o al microondas (unos segundos) hasta que veáis que el brie se ha ablandado.
Sacad y cubrid con una cucharada de mermelada picante de pimiento verde. ¡Y listo!

Variantes:
Acabamos de mencionar la receta básica, pero podéis probar ligeras variantes según vuestro gusto, sin más que aromatizar la tostada de pan:

Nosotros, una de las tostas que ilustran esta entrada la hemos cubierto con aceite y tomate; la otra, sólo con un chorreón de aceite. Otra posibilidad es untar la tostada con ajo, lo que a su vez es compatible también con añadir el tomate y/o el aceite. También podéis añadir pimienta negra molida, o hierbas aromáticas… Pero la verdad es que los sabores del queso y la mermelada son ya tan aromáticos que no es preciso potenciarlos con nada más.

De hecho, a nosotros nos encanta usar tanto la pimienta negra como el ajo en las tostas que incorporan queso fundido, porque son sabores que combinan extraordinariamente bien por lo general; pero en este caso, el aroma de los pimientos verdes y su toque picante hace que ambos sean totalmente innecesarios, por lo que hemos optado por prescindir de ellos, y el resultado nos ha corroborado que ha sido una buena elección. ¿Apetece un mordisquito...? ;-)




Comprar Mermelada picante de pimientos verdes. Artesana y 100% natural. Ideal para combinar con carnes, pescados, quesos y recetas con huevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario